enpasitos.com

Como cambiar una llanta a tu carro


Hoy te traemos unos sencillos pasos para cambiarle la llanta a tu carro, es tan sencillo y rápido que aunque seas mujer puedes hacerlo sin ningún problema. También evitaras la ida con el mecánico y te ahorraras unos cuantos billetes, enseguida te dejo los pasos para cambiar una llanta a tu carro.


Encuentra un lugar plano, estable y seguro para cambiar la llanta. Necesitarás una superficie sólida y nivelada que evitará que el auto se mueva. Si estás cerca de una carretera, parquea tan lejos del tráfico como puedas y enciende las luces de emergencia. Evita estacionarte sobre el suelo blando y las colinas.

Presiona el freno y coloca a tu auto en posición de parqueo. Si tienes transmisión estándar, coloca el auto en primera o en reversa.

Coloca un objeto pesado (por ejemplo: una piedra, concreto, llanta de cambio, etc.) por delante y detrás de las ruedas.


Levanta la gata hasta que puedas apoyar el auto (pero no levantarlo). La gata debe estar colocada de manera fija debajo del auto. Asegúrate de que la gata esté perpendicular al piso.



Quita los tapacubos para llantas y afloja las tuercas al girarlas en sentido anti horario. No los quites todos; solo debes quitar la resistencia. Al mantener la llanta en el piso la primera vez que aflojas las tuercas, asegúrate de girar estas últimas en lugar de la llanta misma.
Usa una llave inglesa que vino junto a tu auto, o una llave común. La llave inglesa debe tener diferentes tamaños con diferentes terminaciones. El tamaño correcto se deslizará por la tuerca.
Procura prepararte para cualquier cambio imprevisto de llantas al guardar en el maletero los tubos del tamaño exacto para las tuercas, así como una llave de tubo.
Puede tomar un poco de fuerza aflojar las tuercas. Si todo lo demás fracasa, puedes usar tu peso corporal o pararte sobre la llave (asegúrate de que la estás girando correctamente, es decir, en sentido antihorario). No obstante, utilizar tu peso corporal o pararte sobre la llave aumentará el riesgo de que desgastes las tuercas, ya que es difícil mantener el contacto completo.


Gira la manija para colocar la llanta en el piso. Debes levantarlo lo suficiente como para quitar la llanta desinflada y reemplazarla con la llanta de repuesto.
Mientras lo levantas, asegúrate de que el auto esté estable. Si notas alguna inestabilidad, baja la gata y resuelve el problema antes de volver a levantar el auto.


Si notas que la gata se va hacia un ángulo, baja la altura y vuelve a posicionarlo para que puedas volver a levantarlo.
Siempre es recomendable que tengas una gata pequeña a la mano a modo de soporte en caso de que la otra ceda durante el cambio de llanta. De esa manera, usar ambas gatas te mantendrá seguro en caso de que una de ellas falle.
Quita las tuercas restantes. Gíralas en sentido antihorario hasta que salgan. Repite este paso con todas ellas y después quítalas por completo.
Si bien es raro, algunos vehículos tienen tuercas roscadas inversas. Por lo general, se usan en autos más antiguos como los Chrysler y GM.


Quita la llanta. Coloca la llanta desinflada por debajo del vehículo para que, si es que pasa algo, el vehículo caiga en la llanta desinflada y así evites cualquier accidente. Si la gata está sobre una superficie plana y sólida, no tienes por qué tener problemas.
La llanta puede adherirse debido al óxido. Trata de presionar la mitad de la llanta con un mazo de goma para aflojarla, o usa la llanta de repuesto para empujarla hacia afuera.

Ajusta las tuercas hasta que estén listas. Deben girar con normalidad.
Usando una llave inglesa, ajusta las tuercas lo más que puedas con la ayuda de un patrón de estrella. Para asegurarte de que la llanta esté equilibrada, no termines de ajustarla por completo. Dale la vuelta a cada tuerca hasta que estén completamente ajustadas.
Evita usar demasiada fuerza ya que puedes alterar la gata. Si aprietas demasiado fuerte las tuercas, el auto podría fallar.


Baja el auto sin aplicar todo el peso en el neumático. Aprieta las tuercas lo más que puedas.

Coloca la llanta vieja en la cochera y llévala al mecánico. Obtén un estimado de cuánto te va a costar la reparación. Las perforaciones menores pueden costar menos de $15 cada una. Si no se puede reparar la llanta, puedes deshacerte de ella de manera correcta y comprar un repuesto.



Editor: Enpasitos

Artículos relacionados


Como cuidar la batería de su auto

La batería de su auto puede fallar en cualquier momento y peor aun dejarlo a medio camino de su viaje. Muchas de las baterías que aseguran los fabricantes no necesitan de mantenimiento y tener mas larga vida, deben ser revisadas de igual manera que cualquier...
Ver articulo>>




Comparte este articulo

Recibir boletín semanal

Email:
Nombre:

enpasitos.com © 2015
enpasitos.com enpasitos.com